Crear una USB persistente LiveCD con Kali Linux (Lleva tu sistema operativo a cualquier parte)

¿Cómo hacer una USB persistente con Kali Linux?  Con ello podemos tener configurado un sistema operativo en caso de posible fallo en el disco duro o querer tener tu entorno de trabajo guardado en una USB.

Lo primero que tendremos que hacer será descargar Kali Linux desde su página oficial, seguidamente descargaremos la herramienta que nos hará el USB booteable, en mi caso usaré USB Universal Installer, lo podréis descargar desde aquí y finalmente la herramienta que usaremos para crear la partición en el USB. Uusaré MiniTool Partition Wizard, lo podréis descargar aquí. Con todo esto podremos proceder al proceso.

 

Instalación

Primero cogeremos nuesto USB (debe ser como mínimo de 8GB) y procederemos a crear la unidad booteable con Universal Installer, elegiremos Kali Linux entre las opciones Linux que nos ofrece el programa, seleccionaremos la ruta donde tenemos la ISO y la ruta de la unidad USB.

A continuación iremos a nuestro segundo programa para particionar el la unidad USB, y seguiremos este sencillo proceso; damos click a Launch Application

A continuación seleccionaremos el la unidad en cuestión y haremos click sobre Move/Resize 

Disminuiremos la unidad a 5GB aprox

Para finalizar le daremos formato ext4 (indicando que será una particion de archivos Linux) y aplicaremos los cambios IMPORTANTE: La partición tiene que ser primaria

Ya tendríamos nuestro USB preparado para el boot y hacer la partición persistente.

Reiniciaremos nuestro equipo, accederemos a su BIOS y elegiremos iniciar nuestro dispositivo USB. Kali Linux comenzará a cargarse y con ello aparecerá un menú con distintas opciones en donde optaremos por “Live USB Persistence”.

Dentro de Kali abriremos la terminal de comandos para ejecutar el gestor de particiones con el siguiente comando:

gparted

 

Esperaremos a que cargue y seleccionaremos nuevamente nuestro dispositivo USB que mostrará una pequeña partición en color verde.

Daremos click-derecho sobre esta, click en la opción “Unmount” (desmontar) y esperaremos a que cargue el cambio.

Nuevamente haremos un click-derecho sobre esta partición de color verde y click en la opción “Delete”.

Ahora haremos click-derecho en la partición gris de mayor tamaño, click en “New” (nueva) y se mostrará una ventana con una serie de opciones.
Es importante que en las configuraciones aparezcan de la siguiente manera:

  • Create as: Primary Partition
  • File system: ext4
  • Label: persistence (el nombre de este último es opcional y lo usaremos más adelante)Hacemos click en “Add” para confirmar los cambios.

En la barra de menús desplegaremos “Edit”, haremos click en “Apply All Operations” y esperaremos a que realice todos los cambios que realizamos a nuestro dispositivo. Esto puede tomar varios minutos y una vez finalizado cerraremos el gestor de particiones para regresar a la terminal de comandos.

De vuelta en la terminal escribiremos la siguiente serie de comandos para crear la persistencia en nuestro dispositivo USB:

mkdir /mnt/usb
mount /dev/sdb2 /mnt/usb
echo "/ union">> /mnt/usb/persistence.conf
umount /mnt/usb

 

Nuestro dispositivo USB ahora es persistente y podremos trabajar con el.

Será necesario reiniciar y cada vez que iniciemos Kali Linux deberá ser en la opción “Live USB Persistence”.